NO SOMOS UNA AGENCIA

Ni un estudio, ni una empresa al uso; no queremos serlo. Somos más bien una comunidad, un grupo de personas capaces de idear y ejecutar proyectos de comunicación según unas necesidades puntuales y siempre cambiantes. Estrategia, conceptualización, creatividad, btl, eventos, diseño y lo que se nos ponga por delante.

Nos movemos sobre tres ejes básicos: la creatividad (en ideas y recursos) como lenguaje común; la experiencia como garantía; y la multifuncionalidad de los “miembros” como garantía de agilidad y rentabilidad.

LAMOVIDA es proactividad, esfuerzo, conocimiento, pasión, ilusión, aprendizaje y diversión.

ANA NAVARRO

Organiza, produce, ordena, selecciona, resuelve, administra…entre otras muchas cosas
Es la responsable de todo eso que hacemos para los clientes fuera de la oficina: eventos, congresos, producción y su experiencia de más 15 años en comunicación la avalan. A nivel interno nos alegra la vida con sus canciones y bailes, tal es así que le hemos comprado un micro, con su pie para que cante en el Bar (cualquiera le dice lo contrario). Le gusta la moda, pero la buena y tenerlo todo MUY ordenado. Nosotros la llamamos “socia maravillosa”.

VANIA ACOSTA

Es muy inquieto, no para de idear cosas y mezcla todas sus pasiones como la carpintería, la música o el dibujo para terminar echándolo todo en un recipiente prodigioso que es su cabeza y sorprendernos todos los días con algo increíble. Lleva junto a Miguel (de él hablamos luego) la creatividad, arte y diseño y sigue sumando años a los “ventipico” que lleva dedicándose a esto. Para sus socios Vania representa la calma. Nunca pretendas que sea puntual… le cuesta.

MIGUEL RODRÍGUEZ

El más mayor de los tres y también el más inmaduro. Le gusta dibujar, tocar una guitarra de juguete que tiene en la oficina (dice que se concentra) se tatúa cosas raras y habla con todo el mundo, incluso con la gente que no conoce.¡Ah! y cuidado, tiene una habilidad pasmosa para hacer rimas con todo, así que no le digas nada terminado en 5. Junto a Vania lleva la parte creativa y de diseño; ya son 27 años dedicándose a lo mismo (pero ahora es más feliz) Para LAMOVIDA Miguel es la risa.