BASURAS GIGANTES

El Ayuntamiento de Frontera se enfrenta a un problema que ya huele: la acumulación de basuras por fuera de los propios contenedores de desperdicios. Para llamar la atención sobre la cuestión, el municipio amaneció con unas bolsa de basuras gigantes, que rezaban “No nos merecemos esto”. Nadie puede decir que no ve el problema.