PASA-LA-PIPA

Este es el eslogan de una interesante campaña realizada para el Ayuntamiento de La Frontera en El Hierro, como respuesta al problema de el exceso de cáscaras de pipas (o quicos) que los jóvenes abandonan en parques y plazas. La solución: ofrecerles unos recipientes que les invitaba a ser más respetuosos.